Durante siete sesiones, más de 100 jóvenes de primero de DBH de Bizkaia participarán en el Proyecto STEAM Lanbide Heziketa, donde se adentrarán en las oportunidades y aplicaciones que ofrece el desarrollo de competencias STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemáticas).

La iniciativa, con la que colabora nuestra técnica de igualdad Ibone Erezuma Eguzkiagirre, está coordinada por Ikaslan Bizkaia y enmarcada dentro del programa de subvenciones destinadas al desarrollo de proyectos innovadores de la Diputación Foral de Bizkaia.

El objetivo del programa es ofrecer a las mujeres más jóvenes un retrato realista, positivo y diverso de las materias y profesiones científico-tecnológicas, además de fomentar su desarrollo profesional en el sector industrial y tecnológico.

Necesitamos profesionales mujeres en el ámbito industrial

En la actualidad, la vocación formativa y laboral de las mujeres se aleja de las profesiones STEAM debido, en parte, a la falta de referentes, orientación e información sobre la realidad profesional detrás de esta disciplina.

Para fomentar el talento femenino en un área en la que la participación de las mujeres es escasa, las organizaciones que colaboramos en el proyecto STEAM LH por el talento femenino, hemos adoptado la responsabilidad de actuar como mentoras, referentes e inspiración para las alumnas participantes.

Sesiones prácticas de la mano de profesionales STEAM

Durante siete sesiones de una hora a la semana, alumnos de IES Mungia BHI e IES Uribe Kosta BHI experimentarán, reflexionarán y colaborarán en proyectos prácticos de la mano de mujeres profesionales referentes en el ámbito STEAM.

Ana Saratxaga, Itziar Onandia e Ines Aseginolaza guiarán al grupo de alumnas con el fin de introducirlas y mostrarles el mundo STEAM. Por otro lado, Ibone Erezuma, Rosana Urrutikoetxea, Leire Serrano y Miren Ezkurdia dinamizarán las sesiones de los alumnos con prácticas para acercarlos al mundo de los cuidados y servicios.

La iniciativa, además, se complementa con la participación activa de las familias en sesiones informativas, visitas virtuales a los centros de formación del área STEAM, así como salidas a empresas donde las jóvenes podrán observar en primera persona el trabajo diario de mujeres referentes en el sector.

Este proyecto supone otro pequeño paso hacia delante para desmantelar estereotipos y techos de cristal, e impulsar el talento y el desarrollo profesional de las mujeres en la industria.